Quiérete

autoestima, quererse, quierete, amor propio

Quiérete, como nadie, más que a nadie, por encima de todo, quiérete todo, quiere tu cuerpo, quiere tu alma, quiérete sin límites. Ignora los prejuicios, los cánones, los comentarios o insultos, quiérete por encima de todo eso también.

Sonríe al bellezón que te devuelve la sonrisa en el espejo, quiérete y mírate, ponte esa minifalda que te gusta, vete a la playa con bañador, con trikini, bikini o sin nada si es lo que quieres, eso sí, nunca te olvides de ponerte tu mejor sonrisa al salir de casa pues no mereces otra cosa que sonreír y ser feliz. Quiérete y disfruta de tu cuerpo y de tu vida, sal con tus amigos, vete al cine, a bailar o a ligar, no puedes perder el más mínimo ápice de energía en cosas que no lo valen.

playa, quiérete, autoestima, disfruta

Rodéate de gente que te quiera y escúchales, apóyate en ellos cuando te haga falta y celebra junto a ellos tus victorias y las suyas, quiérete y quiérelos. Olvídate del que no te quiera, no escuches al que disfrute con tu dolor, no dejes que rompan la curva que forma tu sonrisa ni apaguen la luz que sale de tus ojos pues no lo merecen.

Quiérete y cuídate, cuida tu cuerpo, escúchalo y no lo maltrates, cuida tu cuerpo y come de forma saludable, equilibrada y adecuada a tu nivel de actividad física, cuídalo y mímalo, si no lo cuidas tú ¿Quién lo hará? Cuídalo y no dejes que tus articulaciones lleven más peso del que deben, no las desgastes más de lo necesario pues tienen que durarte.

Cuídalo y úsalo, muévelo, hazlo correr, bailar, saltar, nadar, lo que te apetezca, pero no lo dejes quieto pues es una máquina que necesita acción, muévelo y disfruta del movimiento, pasea o entrena en el gimnasio, pero cuídalo, no lo sometas a atracones de alimentos insalubres o excesivamente grasos, cuídalo y come abundante verdura, cuídalo y no le castigues con dietas restrictivas con algún alimento o especialmente duras para tu organismo.

autoestima, cuidado,

Cuídalo y edúcalo para que adquiera buenos hábitos que luego realice sin pensar, cuídalo pues eso hará que te sientas mejor, que puedas moverte más cómodamente y él te responderá formándose y adquiriendo resistencia y fuerza.

Quiérete y no dejes que la forma de tu cuerpo te impida hacer cualquier cosa que quieras, pero quiérete y lucha contra tus limitaciones y busca mejorar cada día.

Quiérete del todo y para todo, pues quererse no solo es aceptarse,

quererse es cuidar la mente y, también, el cuerpo.

 

Post escrito por @Nutri_Daniel

6 thoughts on “Quiérete

  1. Una cosa no está reñida con la otra,es importantísimo y vital quererse por dentro para poder llevar a cabo con éxito todos nuestros propósitos, entre ellos una dieta o una vida sana..Yo por experiencia sé que cuando estado mal por dentro por el tema de la autoestima me ha sido imposible llevar dieta y ha sido desastroso, y muy importante como dice el post rodearte de gente que te quiera tal como eres….y si en algún momento te tiene que dar un pescozón tampoco pasa nada 🙂

    1. Claro que si Natalia, la autoestima es clave y fuente de motivación. Estoy completamente contigo que si no ‘estás bien’ es muy complicado llevar un proceso de pérdida de peso, o cualquier otro, adelante.
      Lo que Daniel intenta transmitir en el post es que quererse es también cuidarse tanto a nivel emocional cómo físico.
      Un beso
      A.

    2. Buenos días Natalia! Muchas gracias por estrenar los comentarios!! Evidentemente, como para cualquier proceso complicado, es importante estar bien mentalmente y esa debe ser la prioridad, pues es lo que va a garantízar el exito del proceso, bien sea una pérdida de peso, dejar de fumar o preparar una oposición.

      Pero todo es matizable porque habrá situaciones en las que sea al revés y sea la pérdida de peso la que nos ayude a estar mejor a nivel mental, ya que mejorar nuestros hábitos de vida trae muchos más beneficios además de una pérdida de peso.

      Para mi lo más importante es no estancarse en el “cuando este mejor ya me pondré a perder” o “cuando arregle las cosas con mis amigos ya me pondré” las situaciones ideales son eso, ideales, y no siempre se dan.

      Pero es importante quererse a nivel mental, para preocuparse de quererse a nivel físico si.

      Anda que vaya tostón me ha quedado!! Jaja muchas gracias por comentar!

  2. Todo esto es muy bonito,queda muy bonito escrito pero la cruda realidad es otra,cuando eres gorda desde pequeña te machacan a insultos no solo otros niños también personas adultas con mofas, creces con una personalidad machacada ,cuando vas al endocrino te pone la dieta y su objetivo es perder kilos pero no cómo tienes el interior,el coco, yo soy una persona operada de bypass gástrico, toda mi vida estado a dieta,dietas saludables y menos saludables,nunca he tenido colesterol,mis resultados analiticos siempre han sido perfectos,habré comido una vez en un burguer, …conozco gente delgada que come casi a diario comida basura,y fuma y bebe en cambio yo no, porque damos por hecho que las personas gordas están todo el dia comiendo,por que??? si me hice el bypass fue porque estaba harta de dietas ,para poder perder 55 kilos que me sobraban

    Y los nutricionistas se llenan la boca diciendo come sano haz ejercicio,es que no sabéis que la obesidad tiene un componente emocional bestial…

    Que te digan no quiero salir contigo porque estás gorda,te quiero pero me da verguenza salir con una gorda, que te paren en la calle para decir que das asco,

    eso se cura con alimentación sana????

    que cuando no se tiene el problema es muy fácil poner estas palabritas tan bellas,

    1. Sofía, primero decirte que siento mucho que lo hayas pasado tan mal. No es justo (mucho menos cuando eres un niño) y no está justificado bajo ningún concepto el machacar, humillar o discriminar a una persona en base a su físico. Y se, al menos yo por experiencia propia, lo que duelen ese tipo de comentarios, pues al contrario de lo que crees si he tenido, y tengo, el problema del sobrepeso.
      Los motivos del sobrepeso pueden ser mil: desde la mala alimentación y hábitos sedentarios a por ejemplo los efectos secundarios de un tratamiento, y cómo tu dices, en muchísimos casos tiene un gran componente emocional que lo condiciona. Pero precisamente por esto la autoestima creo que juega un papel fundamental. Podemos decidir quedarnos en la queja, el dolor y la pena de el mundo me ha tratado mal y son unos hijos de puta, o podemos decidir intentar salir de ahí, intentar avanzar y ser felices queriéndonos y si me quiero me cuido, es así de sencillo. Aún todo lo difícil que pueda parecer, creo que al final es un tema de mucho trabajo personal y actitud al enfrentarnos a esto (lo dicho, para naaada es fácil, necesitándose ayuda en muchos casos, y de nuevo créeme que se de lo que hablo).
      La idea es mirar a la vida desde un punto de vista positivo que nos ayude a avanzar. 🙂

      Un beso muy fuerte.
      ..Y antes que se me olvide.. mil gracias por tomarte el tiempo en escribir.

      A.

    2. Buenas tardes Sofia,

      Muchísimas gracias por comentar, cuando uno publica algo en la red lo que busca es conseguir reacciones, del tipo que sean y recibir este tipo de feedback es buenísimo, ya que creo que este tipo de debates son muy reveladores y constructivos.

      Siento muchísimo que hayas sufrido tanto a causa del peso, siento si te ha dado la sensación de que con mis palabras he dado por hecho que todo el mundo que tiene obesidad es por llevar unos malos hábitos, no era mi intención en ningún momento.

      Precisamente si algo criticamos los nutricionistas de los endocrinos y de muchos malos profesionales es precisamente lo que tu comentas, obviar el aspecto emocional relacionado con la comida. Ya que si yo no adapto una dieta a tus hábitos, preferencias y necesidades difícilmente vas a seguirla y, a pesar de hacerlo, si no presto atención a tus emociones y estado de animo, muy probablemente el tratamiento será un fracaso. Si alguien sabe del componente emocional de la obesidad o el sobrepeso es un nutricionista.

      Me alegra que comentes lo del tema del colesterol y las analíticas porque es un argumento que a menudo leo en redes y es muy peligroso, ya que el hecho de no tener el colesterol alto o tener el azúcar dentro de los parámetros normales no quiere decir que el sobrepeso o la obesidad no sean perjudiciales. En esos análisis no se refleja lo que sufren las articulaciones por el sobrepeso, por ejemplo.

      Respecto a tu pregunta, no, lamentablemente la superpoblación de gente imbécil y cruel no se cura con alimentación sana, pero en este artículo no hablo de la gente, ni de la sociedad porque los motivos para adoptar un estilo de vida más saludable deben salir de ti, de quererte y querer estar mejor.

      A la sociedad que le den, porque, por desgracia, tontos va a haber siempre y siempre van a tener motivos para hacer daño.

      Espero que leas esta respuesta. Muchas gracias y mucho animo.

      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *